Saltar al contenido

Energía Eólica: ¿Como funciona? Ventajas y Desventajas

Energía Eólica

Argentina esta perfectamente situada para generar electricidad renovable a partir de la energía eólica en la Patagonia, y poco a poco estamos empezando a aprovechar esta fuente de energía totalmente limpia e inagotable. En la siguiente guía, vamos a explicarle todo lo que necesita saber sobre la energía eólica.

La generación de energía eólica ha crecido con bastante rapidez en la última década y el Reino Unido es ahora el sexto mayor productor de energía eólica del mundo después de China, Estados Unidos, Alemania, India y España. En 2017, el 15% de toda la electricidad del Reino Unido se generó a partir de la energía eólica, suficiente para alimentar 12,7 millones de hogares en todo el país.

Esto hace que el viento sea nuestra principal fuente de energía renovable. De hecho, ahora generamos el doble de energía eólica que de carbón. Es una gran noticia para el futuro del país y de nuestro planeta, pero podemos hacer más.

¿Cómo funciona la energía eólica?

Quizá te sorprenda saber que la energía eólica comienza en realidad con el sol y es esencialmente una forma de energía solar. El sol calienta la superficie de la tierra de forma desigual debido a las superficies irregulares de montañas, colinas, océanos y otros terrenos. Este calentamiento desigual de la tierra crea zonas de aire caliente que se eleva y de aire frío que se hunde y se desplaza a su lugar.

El movimiento del aire y los cambios en la presión atmosférica hacen que se formen vientos. La energía natural del viento puede convertirse en electricidad mediante «turbinas eólicas» que se agrupan en «parques eólicos», tanto en el interior como en la costa del Reino Unido. Conozcamos un poco más sobre esta tecnología:

Aerogeneradores

Convertir la energía eólica en electricidad requiere el uso de turbinas colocadas en zonas ventosas de terreno abierto o en aguas poco profundas alrededor de la costa del Reino Unido. Los aerogeneradores son estructuras enormes, normalmente de unos 150 metros de altura, rematadas con dos o tres palas giratorias. La fuerza del viento hace que las palas giren, alimentando un generador que a su vez convierte esta energía cinética (en otras palabras, el movimiento) en electricidad. Las palas de los aerogeneradores suelen medir entre 20 y 80 metros y pueden girar entre 13 y 20 veces por minuto, dependiendo de la fuerza del viento, el tamaño y el tipo de turbina.

En el momento de escribir estas líneas, hay unos 8.600 aerogeneradores terrestres en funcionamiento en todo el Reino Unido, además de unos 2.300 más en alta mar. Esto supone una capacidad máxima total de más de 24.100 megavatios de electricidad y equivale al 20% de la generación total de electricidad de Gran Bretaña en 2019 y al 54% de nuestra electricidad renovable.

En el Reino Unido, nuestros aerogeneradores más altos están situados frente a la costa de Liverpool, en el parque eólico marino de Burbo Bank. Con 195 metros de altura, son más altos que la Torre de Blackpool y el Gherkin. Con palas de 80 metros de largo, cada turbina tiene una capacidad de 8 megavatios, lo que basta para alimentar un hogar durante 29 horas con una sola rotación.

Como el viento es variable a lo largo del día, también lo es el número de veces que giran las palas, lo que significa que la cantidad de energía generada aumenta y disminuye constantemente. Por ello, los aerogeneradores suelen agruparse en «parques eólicos» para maximizar la producción y generar un suministro constante de energía a lo largo del día.

Parques eólicos

Los aerogeneradores suelen agruparse en parques eólicos para multiplicar la cantidad de energía que se puede generar en un mismo lugar. Los parques eólicos se sitúan en tierra firme, en zonas abiertas, o en alta mar, en zonas de aguas poco profundas y con mucho viento.

La energía producida por los parques eólicos terrestres es actualmente la principal productora de ambas, con un 8,5% de la producción total de electricidad del Reino Unido. Además, los parques eólicos marinos aportan el 6,2% de la electricidad del Reino Unido. Juntos son capaces de suministrar energía a 12,7 millones de hogares británicos, y se espera que esta cifra aumente a medida que se siga invirtiendo en nuevos parques eólicos en toda Gran Bretaña.

¿Cuáles son las 5 ventajas de la energía eólica?

La energía eólica es una maravillosa fuente de energía renovable y tiene numerosas ventajas. La energía eólica no se agotará nunca, es limpia, barata de producir y tenemos viento más que suficiente para satisfacer muchas veces las necesidades de electricidad de todo el Reino Unido, una vez que la infraestructura esté instalada. Las principales ventajas de la energía eólica son las siguientes

Ecológica y sostenible

La energía eólica es una fuente de energía totalmente «limpia» y no causa ninguna contaminación ni gases de efecto invernadero. Además, contribuye en gran medida a reducir las emisiones de CO2 en comparación con las energías fósiles, lo que ayuda al mundo a revertir el cambio climático de una manera pequeña, pero importante.

A diferencia de los combustibles fósiles, la energía eólica nunca se agotará, ya que es producida continuamente por el sol. Mientras el sol brille, el viento se producirá y podrá aprovecharse para obtener energía. Como el país más ventoso de Europa, tenemos una abundancia de viento que puede generar grandes cantidades de energía sostenible, y cuanto más la utilicemos, más reducirá las emisiones de CO2 y tendrá un impacto positivo en el futuro de nuestro planeta.

Barato de generar

La energía eólica es una de las fuentes de energía renovable más rentables que existen.

Aunque la instalación de la infraestructura es bastante costosa, una vez que está en funcionamiento, es una fuente de energía de bajo coste para generar. El único coste real después de la instalación es el mantenimiento de los aerogeneradores.

Según Bulb Energy, la energía eólica costó en 2017 lo mismo que el gas convencional y es mucho más barata que la energía nuclear. La energía eólica marina, en particular, ha reducido su precio en casi un 50% desde 2015 y en 2020 la energía eólica será más barata que cualquier otro tipo de generación de energía.

Todo esto significa que cada vez más consumidores tienen acceso a la energía verde y pueden permitírsela, además de poder beneficiarse de facturas reducidas en comparación con los combustibles fósiles

Creación de puestos de trabajo en la energía eólica

La energía eólica también tiene beneficios económicos, ya que crea miles de puestos de trabajo en las empresas que fabrican las turbinas. Con toda la inversión en energía eólica de los últimos años, ha crecido el número de puestos de trabajo en energía eólica para gestionar, construir y mantener parques eólicos e infraestructuras de energía eólica. Puestos de trabajo y prácticas en funciones como técnicos de aerogeneradores, ingenieros, diseñadores, analistas y gestores de proyectos son algunas de las funciones que se demandan cada vez más gracias a la energía eólica.

En el Reino Unido, 42.000 personas trabajaron en el sector de la energía eólica entre 2015 y 2016. Esto representó un tercio del total de 126.000 puestos de trabajo en todos los sectores de las energías renovables durante el mismo periodo y convierte a la energía eólica en el claro líder del empleo en energías renovables en el Reino Unido.

Se prevé que el empleo en el sector de las energías renovables creará unos 40.000 puestos de trabajo para 2020. Si los empleos en el sector de la energía eólica siguen aportando un tercio de esos 40.000 puestos, esto supondrá probablemente la creación de unos 13.000 nuevos empleos en el sector de la energía eólica para 2020. De este modo, el empleo total en el Reino Unido en el sector de la energía eólica ascendería a unos 55.000 puestos de trabajo.

En todo el mundo, la energía eólica es también un gran empleador, con 1,1 millones de personas empleadas en el sector de la energía eólica de un total de 9,8 millones de empleados en todas las energías renovables. Sin embargo, los puestos de trabajo en la energía solar representan la principal fuente de empleo a nivel mundial, con 3,1 millones de puestos de trabajo.

Reduce la dependencia de la energía importada

Toda esta producción de energía autóctona también reduce nuestra dependencia de las importaciones de energía del extranjero. Esto tiene la ventaja de aumentar la seguridad en épocas de reducción del suministro de energía procedente del extranjero. También proporciona al Reino Unido un mayor control sobre los precios de la energía en comparación con los precios fluctuantes de la energía extranjera que no podemos controlar.

Uso eficiente del espacio

Los parques eólicos pueden necesitar mucho espacio entre cada turbina para evitar las turbulencias, pero el terreno intermedio puede utilizarse a menudo con fines agrícolas. Esto significa que los propietarios de las tierras y los agricultores pueden instalar sus propios aerogeneradores con una perturbación mínima del terreno, o alquilar el terreno a las empresas de parques eólicos.

Aunque los parques eólicos terrestres pueden causar interferencias estéticas a los residentes locales, la cantidad real de terreno que se necesita es bastante mínima. Del mismo modo, los parques eólicos marinos ocupan un espacio relativamente pequeño y no interfieren con las rutas de navegación o las vías fluviales importantes. Sólo están limitados por las diferentes profundidades del agua que rodea la costa británica.

¿Cuáles son las 3 desventajas de la energía eólica?

Aunque somos grandes defensores de la energía eólica y de las fuentes de energía renovables en general, la electricidad de origen eólico es todavía una innovación bastante reciente y tiene sus defectos. Entre las desventajas de la energía eólica se encuentran:

Inconsistente y poco fiable

La energía eólica está regida por la madre naturaleza y, por lo tanto, es algo incoherente y poco fiable. Los parques eólicos terrestres son especialmente incoherentes debido a la irregularidad de los patrones de viento en tierra. En el Reino Unido tenemos la suerte de recibir una gran cantidad de viento en general, pero en otros países el viento es mucho más escaso y, por tanto, menos viable como forma de energía renovable.

Aunque podemos maximizar la generación de energía eólica instalando parques eólicos en alta mar, donde el viento es más constante, la infraestructura que conlleva es más cara de instalar y mantener debido a la logística de acceso y trabajo con los emplazamientos en alta mar. Y aunque podemos generar una cantidad decente de energía eólica, la producción variable significa que es difícil confiar en el viento para alimentar nuestra electricidad el 100% del tiempo.

Elevada inversión inicial

Planificar y poner en marcha un nuevo parque eólico sigue siendo una inversión costosa y, por ello, muchos proyectos han dependido en el pasado de la financiación y las subvenciones del Gobierno. La instalación de parques eólicos en el mar es especialmente costosa debido a los problemas logísticos que conlleva la instalación de turbinas eólicas en el agua. La planificación y construcción del parque eólico London Array, por ejemplo, costó 1.800 millones de libras. Se necesita mucha generación de energía para recuperar los costes.

Interferencias con los residentes locales

Dependiendo del lugar en el que se viva, un inconveniente para algunos es la interferencia visual de los aerogeneradores. Los parques eólicos ubicados en tierra firme suelen estar en zonas de gran belleza paisajística que para algunos residentes locales obstruyen sus vistas. Los propietarios que viven cerca de los parques eólicos también se quejan del ruido que generan. Aunque estos problemas sólo afecten a un pequeño porcentaje de la población británica, no pueden descartarse y han provocado el enfado de algunos sectores de la población británica en el pasado.

El futuro de la energía eólica

En los últimos años, la generación y el uso de la energía eólica han crecido rápidamente y no parece que vayan a disminuir pronto. Las nuevas inversiones en energía eólica continúan, y el ambicioso proyecto «Hornsea Project One» será el mayor parque eólico marino del mundo, cuya finalización está prevista para 2020. Situado a 75 millas de la costa de Yorkshire, el Hornsea Project One podrá suministrar energía eólica a más de un millón de hogares.

Una vez completado, se iniciarán las obras del «Proyecto Hornsea Dos», que ampliará el primer proyecto y suministrará energía a 1,6 millones de hogares.

Éstas son sólo algunas de las mejoras previstas en la infraestructura de energía eólica, pero demuestran que se toma en serio el aumento de la generación de energía eólica en los próximos años. No sólo es una gran señal para el medio ambiente y para aumentar el acceso de los consumidores a la energía verde, sino que esta inversión también creará nuevos puestos de trabajo en el sector de las renovables.

Otras Guias

Mira:

Tambien podes consultar:

Revisa mas sobre energia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.